sábado, 18 de marzo de 2017

Te esperé un millón de años


Te esperé un millón de años.

  Me senté a tu puerta y
me puse a pintar garabatos en la pared,
 miré a través del ojo de tu cerradura para saber si estabas.
Y se me quedó seca
la mirada.

Ninguna melodía
Ni una palabra
Ni un ruido que me alertara tu presencia
Ni un color.

Puse cascabeles alrededor de mi garganta
para que me sintieras.
Y acaricié tu mano apoyada en tu corazón.
Una,
y otra,
y otra vez.

Esperé un millón de años.
El chocolate que preparé para nosotros, se derritió solo en mi boca sin tus besos.
Ausencia, vacío, desconsuelo, celos, dolor.
Otra vez el vacío.

Besé tus ojos
Los besé muchas veces.
Y luego Nada

Qué puedo hacer ahora que en mi boca
ya no tengo sabor.


Esperé un millón de años..........

Pintura de Fabian Perez

miércoles, 15 de marzo de 2017

sábado, 11 de marzo de 2017

Amor brujo



Camino entre palabras rojas como amapolas en medio de la noche....

–Regálame algunas que me hagan palpitar
–Yo te regalaré palabras maduradas al sol en bandeja de luna y firmamento.

–Qué me vas a decir.


 –Que me dejaste en tiempo de cerezas.
–Siempre te recuerdo
–Y a mí qué me importa. 
                          Creí que estabas muerto. 
Y era que te habías ido.

–Estoy aquí.

–Sí, pero ya no es lo mismo.
Mi corazón se muere solo de dolor.

–Me llamo silencio
y estoy buscando mis palabras.
–Qué vas a hacer con ellas
–Un vestido rojo de cola que recorra las calles tostadas por el sol.
–Parecerán de fuego.


–Y de fuego serán

Tengo tanto frío.

–Déjame acompañarte.
Llenaremos la Tierra de palabras alegres como luciérnagas en una noche de verano.

–Ya se están acercando
Ven.
La noche es nuestra.


Imagen: Michel Rauscher



Del poemario: Conversación con el Silencio

domingo, 5 de marzo de 2017

Neñu mio





Si yo te bebiera neñu mio

Si yo te bebiera,
¿Eh?
me volvería agua
y brotaría por todas las fuentes de la vida
si yo te bebiera.
Mio neñu.
Si yo me bebiera tus pestañas

y tu gloria de luna
neñu mio,
qué atardecer dorado turbaría mi vista
y tus ojos,
mio neñu
qué despertar tan dulce el de mi siesta.
Caricia de mis sueños
y de mis tempestades
neñu mío.
Me miraría sola en los charcos,

te buscaría en ellos.
Y les preguntaría:
-¿Dónde se ha ido mio neñu? ¿Dónde está mio neñu?
-Se lo ha llevado el tiempo, señora.

El tiempo se lo llevó.

Mio neñu, mio neñu.



Imagen:Margarita Sikorskaia

lunes, 27 de febrero de 2017

La mirada




La mirada

–Te veía, te miraba,
y no me daba cuenta,
fue por eso que no te dije adiós,
ni hasta mañana.

Cómo me encontraré  a mí misma
en esta muchedumbre
que me habita.

–Yo soy tu. Te lo sabré decir, amada mía
Vente a mi vida

–Te miraba y te vi,  pero no te encontraba
 ni dentro de mí,
ni fuera.
Por eso te busco.

–Se me llevó el tiempo.

–¿Y adónde fuiste, tu, si yo te amaba tanto?
–Estoy aquí, contigo.
¿Acaso no me ves?


-->
–Necesito beberte


Pintura de: Stefanía Orru